Blog

Zerif supports a custom frontpage

Jesus prostitutas prostitutas en europa

jesus prostitutas prostitutas en europa

Pero antes de emigrar tienen que prestar juramento y comprometerse a reembolsar la deuda contraída para emprender el viaje. Luego, realiza cortes en la piel de la mujer para introducir el mejunje en las heridas. Al llegar a Europa, las jóvenes nigerianas son obligadas a prostituirse hasta que puedan reembolsar la deuda que han contraído. Así, tienen que conseguir clientes en condiciones miserables, pues sufren amenazas y malos tratos por parte de los proxenetas.

El caso de trata de seres humanos es flagrante. La policía y los trabajadores sociales se sienten impotentes. Son las mismas razones por las que nos ha sido imposible encontrar a una víctima dispuesta a dar su testimonio para este artículo. En Europa, las madamas obligan a las mujeres a prostituirse hasta que puedan reembolsar su deuda. Stephan Fuchs se muestra escéptico sobre los medios para convencer a las víctimas de que pueden buscar ayuda sin correr riesgos; intentar que esas mujeres entren en razón es una misión imposible.

El miedo al yuyu es tal que algunas desarrollan hasta trastornos psíquicos. Fuchs relata la historia de una nigeriana que se derrumbó al sufrir una crisis convulsiva. Una vez hospitalizada no recordaba nada, pero la situación se repitió varias veces. Informar y sensibilizar a las personas que tienen contacto con las prostitutas, sobre todo mediante cursos, es primordial para Stephan Fuchs. El fenómeno se da principalmente en los países que son la puerta de entrada a Europa para los inmigrantes, como Italia, España, Francia o Portugal.

En , unas 11 mujeres nigerianas llegaron a Italia. En Italia, las víctimas de la trata de mujeres tienen que prostituirse a veces por 8 euros por cliente; en Suiza, por 50 francos. Por esa razón ha depositado toda su esperanza en la sensibilización de varias organizaciones que podrían tener acceso a las víctimas. La mayoría de las víctimas son explotadas sexualmente en las redes de la prostitución. Pero es muy difícil detectar los casos. Las víctimas no denuncian a sus verdugos por miedo a represalias.

Debido a los numerosos casos probablemente no identificados, las estadísticas oficiales de la policía y la justicia dejan mucho que desear. La mujer del relato tuvo que tener mucho valor para ir a una casa donde no había sido invitada y donde de antemano sabía que se le rechazaría.

Esta mujer intuía la llegada de la buena nueva, la del perdón y el amor fraterno. Era una mujer humilde, con capacidad de arrepentimiento. Tienen un largo camino por recorrer. Imaginemos los comentarios, las miradas de recriminación hacia la mujer. Debió volver a su casa renacida. Todo lo que pudo haber deseado en la vida y que no esperaba nunca tener: La Biblia habla de varias prostitutas que cambiaron su vida. No esconde estas historias, y se incluyen a estas personas en la genealogía de Jesucristo.

No podemos pasar señalando y acusando a los pecadores, si primero no le presentamos el amor transformador de Dios. Solo con acusar no ganamos nada. Pues claro que si, a mí al menos se me escapa, y me pregunto: A mi entender, la Misericordia de Dios es siempre actual y recibida en cada instante y permanentemente. Ahora bien, después de aceptarlo y agradecerlo , no es imprescindible sentir ninguna emoción. Hemos de fiarnos de Su Voluntad, muchas veces incomprensible.

Sentenciar no es lo mismo que opinar. La opinión o la crítica, no deben ser humillantes, ni negativas, ni despreciativas, sino respetuosas y muchas veces tolerantes y acogedoras. La crítica ha de servir siempre para aprender: Nunca ha sido correcta la generalización.

En cuanto a la forma de juzgar a estas personas, en mi entorno, veo actitudes muy diversas. Creo que la situación en Colombia es muy parecida a la de Costa Rica. A nadie le interesan y se les considera un mal necesario. Lo peor de todo es que , casi siempre, son mafias que se dedican a sacar dinero y no son libres, las tienen como esclavas, engañadas. Aquí no veo lo que se dice: Esa manera de pensar puede darse en comunidades muy cerradas, pero en la sociedad en general y en los medios de comunicación la situación es muy diferente.

Este es el camino a seguir: Poniendo nuestro grano de arena para eliminar abusos. Es una frase inspiradora: Al menos cuando cada un de nosotr s participemos en alguna conversación de ese tema.

Señor dame la Fe de saber que todo tiene un sentido, la Esperanza de que este sentido nos haga mejores personas y la Caridad de poderlo compartir con todos. Tres personas totalmente diferentes se encuentran: Siendo mujer y prostituta se sentiría absolutamente rechazada por la sociedad y considerada una pecadora. No pide perdón sino que se echa a sus pies, llora y se los perfuma. Ese llanto incontenible que brota cuando alguien sufre y es rechazado por todos.

Aunque Él ni siquiera le habla, ella ya se siente acogida, aceptada, y consolada. Aplicado al evangelio de hoy, el deudor de los 50 denarios equivale al fariseo; y el deudor de los denarios, a la pecadora. El no condena, sino acoge. Y fue la fe lo que ayudó a la mujer a recomponerse y a encontrarse consigo misma y con Dios. Este evangelio nos concierne a todos porque todos somos pecadores, todos necesitamos que nos perdonen, nos abracen, y nos reconozcan como amigos, y como personas.

El fariseo no le dio el beso de la paz; la pecadora no cesa de besarle los pies. El fariseo no le ungió la cabeza con aceite; en cambio, ella le unge los pies con perfume. Esas frases significaron esperanza y paz, alivio y luz, y también alegría. Las tres son fundamentales: La primera, porque permite el arrepentimiento pero también elimina el remordimiento. La segunda es clave, es el objetivo: Seguimos en el mismo sitio, pero lo miramos y lo vivimos con sus ojos.

Finalmente la tercera, es el resultado de lo anterior: Es Dios quien se adelanta a ofrecernos su perdón, de modo que esa experiencia de liberación interior provoca en nosotros una respuesta de amor y gratitud que nos empuja a vivir de un modo nuevo. Sólo nuestra autosuficiencia puede frustrar ese proceso de conversión.

Y eso a pesar de mis innumerables infidelidades. Siento un profundo agradecimiento porque me ama de esa manera, sin merecerlo.

jesus prostitutas prostitutas en europa

Si la aprecia no es por su manera de vivir, sino por su capacidad de cambiar y de poner al servicio del bien la propia capacidad de amar. El Evangelio no empuja pues a campañas moralistas contra las prostitutas, pero tampoco a bromear con el fenómeno, como si fuera cosa de nada.

Hoy, entre otras cosas, la prostitución se presenta bajo una forma nueva que logra hacer dinero a manos llenas, sin los riesgos que siempre han corrido las pobres mujeres en la calle. Lo que la mujer hace —o es obligada a hacer— cuando se presta a la pornografía y a ciertos excesos de la publicidad es vender el propio cuerpo. Fenómenos así suscitarían hoy en Cristo la misma cólera que mostraba por los hipócritas de su tiempo.

Porque se trata precisamente de hipocresía. ReL te regala todos los días un trozo de Cielo… pero necesitamos tu ayuda para seguir haciéndolo. Las prostitutas en el Reino. Idealizando la categoría de las prostitutas se llega a idealizar también a la de los publicanos que siempre la acompaña en el Evangelio, esto es, la de los usureros. Raniero Cantalamessa 30 septiembre Finalmente la tercera, es el resultado de lo anterior: Es Dios quien se adelanta a ofrecernos su perdón, de modo que esa experiencia de liberación interior provoca en nosotros una respuesta de amor y gratitud que nos empuja a vivir de un modo nuevo.

Sólo nuestra autosuficiencia puede frustrar ese proceso de conversión. Y eso a pesar de mis innumerables infidelidades. Siento un profundo agradecimiento porque me ama de esa manera, sin merecerlo. No podemos amar a Dios si no amamos a nuestros semejantes.

Intento resistirme a los prejuicios, no caer en ellos,… me acuerdo de las veces en las que me he equivocado,… pero no siempre es posible. Muchas veces son también miedos a no saber cómo actuar y lo disfrazamos con el rechazo. Por eso este viernes voy a la celebración penitencial. El fariseo es el anfitrión, su casa es el escenario donde tienen lugar los hechos. El gran amor de la pecadora, es agradecimiento desmenuzado: Toda la humanidad nos concierne, todo sufrimiento humano debe ser algo sagrado para nosotros, los que queremos seguirle.

Cuando se trata de este pasaje del evangelio, siempre nos ponemos en guardia sobre la mujer. Nadie piensa en por qué esa mujer se ha prostituido.

Las personas partícipes en su trabajo, en el caso del evangelio podrían ser romanos, o nativos de su tierra, pero muy bien considerados. Ellas, no podían, ni pueden, pasearse entre gente llamada normal. Se salta todas las reglas y todas las precauciones. Lo hace desde el agradecimiento por sentirse perdonada.

Bien por esta mujer que sabe ante quién arrodillarse. Hay diez mandamientos, todos importantes, y son muchas las veces que nos los saltamos. Pero solo se consideran pecado los referentes a ciertas acciones. Pero eso no parece importar. En silencio, en este tiempo de verano, pasar la película de tanto amor que damos y recibimos y que vale la pena manifestarlo generosamente. Yo nunca olvido las palabras de Meister Eckart: A veces creemos que estamos perdidos, pero Dios nunca deja de emitir señal, somos nosotros los que olvidamos cargar la batería.

Estamos ante un texto lleno de perdón, libertad, cercanía, misericordia… en una palabra amor. Adentrarnos en el texto, nos da fuerzas. La mujer Se pone por montera lo que pueden decir de ella, o como la vayan a juzgar, no quiere perder la oportunidad de acercarse a ese hombre del que dicen que es tan diferente y para verle, lo arriesga todo. Basta tomar conciencia de que alguien nos ama, para que todo cambie. Tu fe te ha salvado. Ha quedado perdonada y se le concede la paz.

Ella ha actuado con humildad. El amor abre las puertas del perdón, con el amor se recupera el sentido de la vida.. No rechaza a la mujer y antes ha aceptado la invitación del fariseo al que incluso atentamente llama por su nombre ante la situación que se produce y donde El pone de relieve los valores de esa desconocida mujer que lo ha colmado de atenciones. No puede ser de otro modo. Corremos el riesgo de identificar a las persona con su apariencia. Y luego estamos nosotros , espectadores de esta situación.

La imagen del amor que brota del corazón, es siempre una hermosa expresión, una obra maestra que ni el mejor artista pudiera plasmar. Es como un renacer a una nueva vida, libre de todas las esclavitudes, todas las limitaciones y pecados. Es la promesa de un nacer nuevo y realmente humano, sin otra realidad que estar habitado por la misericordia, fruto del amor. Es siempre la vulnerabilidad del débil, de quien no tiene defensor que le proteja frente al oprobio, el dedo acusador, el castigo de los enemigos detractores, la causa que mueve a una actitud de misericordia.

Frente al pecado del otro, somos proclives a emitir el juicio de la condena que aparta, deja fuera tantas veces cerrado el camino, del rescate de la propia dignidad. La mujer a lo largo de la historia, ha sido objeto de una merma de su libertad, su dignidad, muchos de sus derechos. Mujer y madre, engendradora de vida y esperanza, tierra fertil y fecunda, llamada a ser alimento del cuerpo y del espíritu, cobijo y apoyo, donde el hombre halle en su regazo descanso y paz.

El Señor y Maestro, siente el amor de esta mujer dentro de sí, amor que abre su corazón a la misericordia y no sólo al perdón de un protocolo, rito establecido. La actitud de todo cristiano-a, es protejer y salvar el amor, todo el bien honesto y sincero que nos habita. Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. También puedes suscribirte sin comentar. Entonces dijo a la mujer: Nos encontramos con tres actitudes: Dejar un comentario Cancelar respuesta.

0 thoughts on “Jesus prostitutas prostitutas en europa

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *